FILTRO
Comentarios
Todo perfecto

Todo perfecto, rapidísimo, muy discreto el envío. Mi vida sexual esta cambiando y repito pedido.Muchas gracias.
Leer más ->

Lubricantes - aceites comestibles - aceites lubricantes

¿Buscas una noche de sexo diferente? ¿Quieres hacer gozar de verdad a tu pareja? Muchas veces las relaciones sexuales adquieren su verdadera dimensión cuando disfrutamos plenamente de los preliminares, que pueden convertirse en el mejor momento de una noche muy especial. Para ayudarte en esa tarea, en nuestra tienda online tenemos un montón de propuestas en aceites y lubricantes que mejorarán notablemente tus momentos más íntimos.
 


Y es que, por ejemplo, los aceites (ya sea en forma comestible, en crema, en polvo o como espuma de baño) son el complemento ideal para que un masaje se transforme en algo muy sensual. Y es que con los aceites se consigue que el contacto con el cuerpo de tu compañero o compañera sea mucho más intenso y sugerente. Los aceites te ayudarán a que la piel sea mucho más suave y el contacto mucho más erótico en cualquier parte del cuerpo: las nalgas, los pechos, la espalda, las piernas, los muslos, los brazos… ¡Cualquier lugar será ideal para experimentar y pasarlo en grande! Recuerda que siempre, lo mejor es aplicarte primero cualquiera de los aceites en tu mano y después acercarlo a la piel de tu amante. ¡Seguro que será una noche inolvidable gracias a los aceites!
 

En cuanto a los lubricantes, su misión es conseguir que las penetraciones sean completamente placenteras, ya que ayudan a que se hidrate la zona y todo sea mucho más fácil y por supuesto, placentero. Pues encontrar lubricantes en diferentes formas, por ejemplo en gel, el más habitual, pero también hay opciones en crema. Además de su trabajo como intenso hidratante, los lubricantes pueden incluirse como parte de los juegos sexuales, como una novedad que seguro que sorprenderá a tu compañero de cama. En nuestra tienda online puedes encontrar lubricantes en crema o en monodosis y también en diferentes sabores, como por ejemplo, de chocolate o fresa. También tenemos lubricantes anales, puesto que esta zona precisa de productos específicos.